Qué Hacer en Caso de Heridas

Qué Hacer en Caso de Heridas

Publicidad

Una herida es una lesión que interrumpe los mecanismos de protección del cuerpo o que interrumpe la continuidad o integridad de un órgano. Puede ser producida por muchas razones, pero generalmente se debe a traumatismos.

En el caso de las heridas superficiales se prestarán primeros auxilios sencillos, como limpieza de la herida con agua y jabón. Si la herida es más profunda, se utilizará suero fisiológico estéril, un desinfectante para su limpieza y acudir al hospital más cercano. En todos los casos hay que controlar la hemorragia haciendo presión suave con una gasa estéril durante algunos minutos antes de proceder a la limpieza y desinfección.

En caso de heridas graves, es decir, aquellas que ponen en peligro la vida, hay que efectuar una evaluación inicial rápida de la víctima, y ponerse en contacto con los servicios de emergencia lo más pronto posible.

En el caso de las heridas penetrantes de tórax es necesario realizar un traslado urgente al hospital en posición semi-sentado, no extraer cuerpos extraños alojados, vigilar constantemente los signos vitales del paciente y no dar bebidas a la víctima.

Los primeros auxilios en las heridas penetrantes en el abdomen consisten también en cubrir la herida con un apósito estéril humedecido, traslado urgente con el paciente acostado con las piernas flexionadas al hospital más cercano, no extraer cuerpos extraños alojados, no intentar reintroducir contenido intestinal que se presente a través de la herida.

Cuando la herida es producida por la pérdida de algún miembro o parte de él, inevitablemente existe una abundante pérdida de sangre. Los primeros auxilios consisten en controlar la hemorragia en la zona de amputación, si se sabe cómo hacerlo, con un torniquete. La parte amputada cubrirá con apósitos estériles, y deberá colocarse dentro de una bolsa de plástico desinfectada. Ésta a su vez debe colocarse en otro recipiente con hielo en su interior, y debe ser trasladado junto con el lesionado al hospital más cercano para el reimplante de la extremidad.

Nunca se sabe cuándo se va a presentar una circunstancia en la que alguna persona sufra una herida. Por ello es conveniente siempre tener un botiquín de primeros auxilios en casa o en el trabajo, y realizar las maniobras de primeros auxilios si se conoce el procedimiento. De lo contrario, es mejor dejar la atención en manos de personal capacitado. En los casos graves, es una constante la necesidad del traslado inmediato de la persona lesionada a donde pueda recibir tratamiento quirúrgico urgente, siempre teniendo en mente que cada minuto cuenta y hará la diferencia entre la recuperación, o la complicación del estado del herido.

Dr. Marco V. Benavides Sánchez
Cirugía General y Laparoscópica, Transplante Renal
Tel.-(614)418-52-55

Comentarios