Cirugía General

Qué Hacer en Caso de Heridas

Una herida es una lesión que interrumpe los mecanismos de protección del cuerpo o que interrumpe la continuidad o integridad de un órgano. Puede ser producida por muchas razones, pero generalmente se debe a traumatismos.

Síndrome Postcolecistectomía

El término "síndrome postcolecistectomía" describe la presencia de síntomas después de una colecistectomía. Estos síntomas pueden representar la continuación de las molestias que se pensaba eran causados por la vesícula biliar, que posteriormente se demuestra eran causados por alguna otra enfermedad, pero el término también incluye el desarrollo de síntomas causados por la propia extirpación de la vesícula biliar.

Cáncer de Páncreas

El cáncer de páncreas es un tumor maligno en la glándula pancreática, pieza importante del tubo digestivo porque, por una parte, produce substancias que son necesarias para la digestión de los alimentos, y por otra, produce varias hormonas importantes, entre ellas la insulina, que controla el nivel de glucosa, y cuya falta lleva a la diabetes.

Tiroidectomía

La glándula tiroides regula el metabolismo del cuerpo, participa con la producción de hormonas que regulan en metabolismo y afectan el crecimiento y grado de funcionalidad de otros sistemas del organismo.

Absceso Hepático Amibiano

Un absceso es una colección de pus, resultado de la interacción entre los organismos que invaden los tejidos, y los mecanismos de defensa en el cuerpo. En el caso del absceso hepático, esta colección se encuentra en el hígado. La amibiasis es causada por el parásito Entamoeba histolytica.

Síndrome de Intestino Irritable

El síndrome de intestino irritable, se caracteriza por un conjunto de síntomas que a menudo se describen como sensación de llenura, dolor abdominal, gases, diarrea y/o estreñimiento y malestar digestivo que se origina en el intestino grueso, donde se almacenan las heces.

Este síndrome no es una enfermedad, sino un trastorno causado por la incapacidad del intestino para funcionar adecuadamente y aunque no se ha identificado la causa específica, se sabe que en las personas que lo sufren, los nervios y músculos intestinales son extremadamente sensibles y se contraen o distienden demasiado al recibir los alimentos, causando dolor o diarrea después de comer.