Cuidado con los Resfriados

Cuidado con los Resfriados

Existen muchas infecciones de las vías respiratorias altas que requieren atención médica. Entre ellas, el resfriado común es una de las enfermedades más frecuentes, y origina cada año, más consultas con el médico y ausencias a la escuela o al trabajo que ninguna otra enfermedad.

Los resfriados, que pueden ser causados por más de 200 virus diferentes, se deben a la inflamación que provocan esos virus en las membranas que recubren la nariz y la garganta. Sin embargo, entre todos esos virus, los que producen la mayoría de los resfriados son los rinovirus y los coronavirus.

La mejor manera para evitar el resfriado es lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto directo con personas que están resfriadas. Cuando esté cerca de alguien que está resfriado, no se toque la nariz ni los ojos, ya que sus manos podrían estar contaminadas con el virus.

Síntomas más frecuentes del resfriado común:

- Goteo y congestión nasal.
- Picor y dolor en la garganta.
- Estornudos.
- Ojos llorosos.
- Fiebre leve.
- Tos seca y leve.
- Huesos y músculos doloridos.
- Dolor de cabeza.
- Cansancio leve.
- Escalofríos.
- Secreciones nasales acuosas que después se espesan y se vuelven amarillentas o verdosas.

Los resfriados pueden llevar a infecciones secundarias, incluyendo infecciones del oído medio o de los senos paranasales, que pueden necesitar tratamiento con antibióticos.

Cuando un resfriado se acompaña de fiebre alta, dolor en los senos paranasales, ganglios muy inflamados o una tos con muchas flemas, que persiste por varios días, es importante buscar atención médica especializada, pues las complicaciones en algunos casos, pueden derivar en enfermedades que pueden revestir cierta gravedad o puede haber aparecido una complicación que requiera un tratamiento adicional.

Dra. Belinda Gómez Quintana
Medicna Interna y Terapia Intensiva

Artículos Relacionados