Problemas de las Articulaciones

Problemas de las Articulaciones

A medida que se envejece, se van acusando variaciones en la postura y en la forma de caminar debido a los cambios que sufren las estructuras del cuerpo como músculos, huesos y articulaciones. Por tanto, la lentitud y la debilidad que se observa en el movimiento de las personas mayores, se deben a estos cambios propios de la edad.

En los huesos, en la medida en que se pierde masa o densidad ósea, se producen deformaciones, especialmente notorio en las mujeres des- pués de la menopausia, en que los huesos pierden calcio y otros mine- rales (osteoporosis), que provoca cambios en la columna y en la esta- tura de la persona.

Las articulaciones de la cadera y de la rodilla pueden comenzar a perder estructura (cambios degenerativos). Las articulaciones de los dedos pierden cartílago y los huesos se adelgazan ligeramente. Los cambios en las articulaciones de los dedos son comunes en las mujeres y pueden ser hereditarios. Las articulaciones se vuelven más rígidas y menos flexibles, pues el líquido que tienen en su interior disminuye y el cartílago que las acojina, empieza friccionarse y a erosionarse. También, algunas articulaciones se calcifican (depósitos de calcio) y limitan su movimiento, especialmente notorio en los hombros.

Debido al deterioro de las estructuras articulares se puede presentar inflamación, dolor, rigidez y deformidades. Casi todas las personas mayores resultan afectadas para cambios articulares que van desde una rigidez leve a una artritis severa.

Los problemas más comunes, que afectan la estructura del cuerpo son la Osteoporosis, que se caracteriza por mayor propensión a las fracturas, a sufrir dolores y a reducir la movilidad. La Artritis y Osteoartritis que provocan desde rigidez, deformación y limitación de movimientos. Cuando hay inmovilidad o poca movilidad, las personas mayores desarrollan problemas mus- culares que pueden provocar debilidad y sensaciones anormales.

El diagnóstico oportuno y tratamiento médico en los casos de problemas articulares es indis- pensable tanto para prevenir como para atender la evolución de estos trastornos que pueden tratarse con medicamentos, ejercicios y nutrición. Le agradezco su atención a este tema tan importante y le invito a acudir a consulta si está presentando dificultades de tipo articular como las mencionadas arriba.

Artículos Relacionados