Tratamiento para el Control del Asma

Tratamiento para el Control del Asma

El asma es una enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias en la que alternan crisis de dificultad respiratoria y tos, causadas por inflamación de los bronquios, con periodos relativamente normales.

El asma en los niños y adolescentes debe ser tratada por el neumólogo pediatra, para controlarla, lo cual significa eliminar la inflamación crónica y evitar síntomas crónicos, así como disminuir la frecuencia e intensidad de las crisis.

Cuando un niño asmático está controlado, puede desarrollar actividad física en forma normal, mejorar su calidad de vida y normalizar la función pulmonar.

El tratamiento del niño asmático es de largo plazo, lo que significa que debe llevarse durante por lo menos 4 a 6 meses o incluso durante años, dependiendo de cada paciente.

El 50% de los niños diagnosticados con asma, superan la enfermedad al hacerse mayores. El asma no se cura, pero se controla muy bien, lo cual quiere decir que el niño llevará una vida perfectamente normal y podrá participar como el resto de sus compañeros en juegos y ejercicios con normalidad.

Artículos Relacionados