Controlar el Asma

Controlar el Asma

El asma es una enfermedad que puede ser controlada en la gran mayoría de los pacientes, sin embargo, cuando se hacen evaluaciones, resulta que muchos pacientes NO ESTÁN CONTROLADOS.

Control significa AUSENCIA de síntomas que caracterizan al padecimiento (tos, silbidos en el pecho, falta de aire), así como AUSENCIA de complicaciones por la enfermedad y que NO EXISTAN LIMITACIONES FÍSICAS ni LIMITACIONES EN LA CALIDAD DE VIDA. El control es el resultado de un tratamiento REGULAR o de la aplicación de estrategias generales dirigidas por su médico y aplicadas en forma habitual por el paciente.

El nivel de CONTROL del asma se puede analizar si:
1.- Su Médico le hace las preguntas correctas y usted responde con veracidad.
2.- Al realizar una ESPIROMETRÍA con RETO CON EJERCICIO y PRUEBA BRONCODILATADORA.
3.- Midiendo el nivel de OXIDO NÍTRICO EN EL AIRE EXHALADO.

Cuando existe inflamación en los bronquios (EL ASMA ES UNA ENFERMEDAD INFLAMATORIA DE LOS BRONQUIOS), se aumentan en el cuerpo múltiples sustancias que participan en el desarrollo de este trastorno. El óxido nítrico aumenta como respuesta del cuerpo para “defenderse” de los cambios inflamatorios a nivel de los bronquios. Existe un equipo MUY MODERNO y avanzado en tecnología, que mide la concentración de esta sustancia en el aire exhalado. Es de gran utilidad en la evaluación del control del asma.

La espirometría mide el volumen y la velocidad con la que sale el aire de los pulmones.
Es un estudio que actualmente se realiza de manera computarizada, existen programas adaptados para niños y adultos.
El examen debe de ser efectuado por personal capacitado.
El reto con ejercicio se realiza en una caminadora o banda sin fin.
La prueba broncodilatadora significa que la espirometría se hace después de aplicar un medicamento para "abrir" los bronquios y sirve para evaluar el efecto del medicamento.

Dr. Mario Soto Ramos
Neumólogo-Pediatra, Endoscopista
Tel.(614)439-87-58

Artículos Relacionados