Insuficiencia Cardiaca

Insuficiencia Cardiaca

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad que además de deteriorar la calidad de vida de la persona, tiene una tasa elevada de mortalidad. Casi siempre es una enfermedad crónica, aunque algunas veces se puede desarrollar súbitamente.

A medida que se pierde la acción de bombeo del corazón, la sangre se puede represar en otras partes del cuerpo como el hígado, el tracto gastrointestinal, los pulmones y las extremidades. Muchos órganos no reciben suficiente oxígeno y nutrientes cuando se presenta insuficiencia cardíaca, lo cual ocasiona daño y reduce su capacidad de funcionar adecuadamente.

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad delicada que requiere vigilancia por parte del cardiólogo, lo que significa concertar citas de seguimiento por lo menos cada 3 ó 6 meses, identificar y tratar cualquier trastorno subyacente y hacerse una evaluación periódica de la función cardíaca.

También es responsabilidad de la persona realizarse cuidadosamente un autoexamen y ayudarse en su salud. Una manera de hacerlo es controlar el peso diariamente, ya que un aumento puede ser un signo de retención de líquidos y de que la función de bombeo del corazón está empeorando. Es necesario asegurarse de hacerlo todos los días a la misma hora, sin cambiar de báscula y preferentemente sin ropa.

Es importante tomar los medicamentos siguiendo las recomendaciones y llevar consigo una lista de los mismos. Limitar el consumo de sal y de sodio. No fumar.

Permanecer activo, caminar o montar en bicicleta fija. Podemos brindarle un plan de ejercicios sanos y efectivos de acuerdo con el nivel de insuficiencia cardíaca que tenga y con base en los resultados de las pruebas que evalúan la fortaleza y función del corazón. NO se debe hacer ejercicio los días que se note aumento de peso a causa de la retención de líquidos o si se siente malestar.

Recuerde que si tiene sobrepeso es necesario reducirlo y que debe descansar lo suficiente después del ejercicio, después de comer y de otras actividades, ya que esto permite que también el corazón descanse.

Dr. Omar Fierro Fierro
Cardiólogo

Artículos Relacionados