Control del Dolor Neuropático

Control del Dolor Neuropático

Las personas que sufren este tipo de dolor, suelen describir sus síntomas como un dolor punzante o similar a una descarga eléctrica, que molesta más durante la noche. Por lo general, el dolor se dispara con roces tan sutiles como el pasar suavemente los dedos sobre la piel, el contacto con la sábana y estos simples actos producen un dolor excesivo que persiste además de sensaciones dolorosas tan desagradables como pinchazos de agujas.

El dolor neuropático influye negativamente en la vida cotidiana y disminuye bastante la calidad de vida de quien lo padece. Impide dormir, concentrarse y pronto la falta de energía y la somnolencia hacen estragos en la persona. Desde luego que el dolor impide a las personas movilizarse, no pueden vestirse porque el simple contacto con la ropa les produce un dolor insoportable, todo lo cual es incompatible con cualquier clase de trabajo productivo, provocando que la persona caiga fácilmente en depresión.

Entre las enfermedades que pueden producir este tipo de dolor, están la diabetes cuando se complica el tejido nervioso, el herpes zoster, la neuralgia del trigémino que es un dolor intermitente en algunas partes del rostro, el síndrome del túnel carpiano, (dolor en la muñeca), dolor del miembro amputado, la esclerosis múltiple, el dolor posterior al accidente vascular cerebral, el dolor asociado al síndrome del VIH, el dolor que produce el cáncer o la quimioterapia para tratarlo, algunos casos de dolor de espalda y cuello.

Este tipo de dolor que por lo general va progresando, puede variar y presentarse en forma leve o ser tan severo que incapacite a la persona. Los médicos especialistas en dolor podemos ofrecer alivio con tratamiento que prescribiremos después de haber identificado el origen del dolor y con base en una individualización de la terapéutica, se puede aliviar o evitar el sufrimiento por dolor neuropático.

Dr. Gustavo Cordero Luna
Algiología

Artículos Relacionados